Sueños que naufragan

 In General
Colaborador
César Alejandro Reyes

Cuando parecía que ya se habían visto todas las manifestaciones indolentes e inhumanas de las cuales algunos seres humanos (con poder) son capaces de expresar, aparece un nuevo intento de frenar los sueños y anhelos que tienen las personas en movilidad en su búsqueda de una mejor vida.

Los llamados muros flotantes son parte de la “nueva idea” que ha tenido el gobernador de Texas, Greg Abbott, para frenar a las personas en movilidad en su intento de llegar a Estados Unidos. El dirigente anunció la instalación de una nueva barrera acuática como parte de su controvertido operativo anti-migratorio “Lone Star”, que incluye el traslado masivo de personas a ciudades santuario de otros estados. Boyas esféricas con casi un metro de diámetro y un revestimiento de púas son parte de esa valla a la que se refiere el gobernante republicano. 

Lo que más sorprende no es que un político comulgue con esas ideas inhumanas y contrarias a los derechos humanos sino que un sector considerable de la población del estado de Texas coincida con esta manera de pensar, ya que Abbott ha sido reelegido; actualmente desempeña el cargo por tercera ocasión y podría seguir ya que el estado de Texas no tiene límite en reelecciones. 

Ahora bien, 2024 es un año electoral en Estados Unidos y como ya es una desafortunada costumbre de los actores políticos, la población en movilidad es puesta en el ojo del huracán con meros fines electorales. Candidatos a ocupar la Casa Blanca y otros gobernadores del país de las libertades elogian y se jactan de las medidas drásticas anti derechos humanos como las del gobernador texano con su flotilla acuática.

El candidato republicano Donald Trump ha estigmatizado a las personas en movilidad con el término ideológico-político “marxistas” para justificar sus ideas y futuras acciones radicales antihumanas que ha expuesto en su actual campaña electoral como la ampliación de las boyas a lo largo de la frontera con México.

A menos de un mes de la colocación de las vallas, a principios de agosto de 2023, se encontraron dos cadáveres (probablemente personas en movilidad), en la ciudad de Piedras Negras, Coahuila, cerca del performance del gobernador texano; él niega categóricamente que hayan perdido la vida debido a sus boyas con púas. 

Imagen tomada del sitio web del Gobierno de Texas sobre la operación Lone Star

Pareciera que existen personas manipulables o simplemente personas apáticas que desean establecer un estado de barbarie donde impere la xenofobia hacia la comunidad migrante por la sencilla razón de emprender la batalla que conlleva ir a buscar un mejor futuro para ellos y sus seres queridos.

Las boyas flotantes son reflejo de la apatía y la insensibilidad materializada en una nueva manera de frenar el tránsito de las personas, las barreras ya no son sólo terrestres sino que aunque suene sorprendente, acuáticas; además, para reforzar la seguridad nacional (en palabras de los actores políticos) se destina cada vez más presupuesto para cercenar  sueños y derechos humanos de los más desfavorecidos por este sistema que excluye, etiqueta, aparta, margina incluso ahoga al que no cuenta con capital para ser parte en la dinámica del sistema económico. 

DHIA a DHIA debemos luchar encarnizadamente desde nuestras trincheras para exigir respeto a los derechos humanos de los sectores más vulnerables de nuestra sociedad. DHIA a DHIA debemos combatir el discurso político inhumano que muchas veces anida en  microexpresiones hirientes hacia las personas en movilidad empleadas por algunos grupos sociales. DHIA a DHIA debemos acompañar a la comunidad en movilidad en su defensa y consolidación de sus sueños para que de esta forma podamos llenarnos de alegría y decir que juntos construimos una mejor sociedad.

Recommended Posts

Leave a Comment